Un informe publicado este viernes por la Oficina de Aduana y Protección Fronteriza estadounidense revela que en el último semestre, un total de 3.522 cubanos fueron declarados “inadmisibles” tras intentar ingresar ilegalmente por las fronteras de EEUU.

En el mismo período del pasado año, se reportaron 15.410 cubanos inadmisibles, así que la cifra de 2018 es drásticamente inferior.

Sin embargo, el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos reiteró que el país mantendrá “tolerancia cero” para quienes intenten violar las leyes.

“La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos mantiene una postura firme”, en referencia a la aplicación de las leyes de inmigración estadounidense, asegura el comunicado.


EEUU se mantiene “promoviendo la migración segura, legal y ordenada desde Cuba en virtud de nuestros Acuerdos de Migración”, mencionó el organismo en relación con los cubanos.

“Evitamos la migración peligrosa e ilegal desde Cuba”, puntualizaba el texto del informe.

El Departamento de Seguridad Nacional recordó que el cese de la política migratoria de “pie seco/pie mojado” en enero del pasado año puso fin a los beneficios migratorios excepcionales para los antillanos, beneficios vigentes desde la década del 90 del pasado siglo, con Bill Clinton.

“Estas acciones son parte de la normalización en curso de las relaciones entre los gobiernos de los Estados Unidos y Cuba, y reflejan el compromiso de tener una política de inmigración más amplia en la que tratemos a personas de diferentes países de manera consistente”, subraya el comunicado.

Los cubanos que lleguen a los puntos fronterizos pueden pedir asilo político, Martí Noticias apunta que “el proceso actual puede demorar hasta un año y el solicitante deberá comparecer por lo menos en tres ocasiones ante un juez de inmigración y demostrar un fundado temor de persecución en su país por motivos de religión, raza, nacionalidad o pertenencia a un grupo político”.

Otro punto que revela el informe, es que en abril de 2018 aumentó el número de personas que cruzaron ilegalmente la frontera, triplicándose en comparación con el mismo mes del pasado año.

“A aquellos que buscan abusar de nuestras leyes generosas, los estamos observando (…) Si realiza un reclamo de inmigración falso, será remitido para enjuiciamiento. Si ayuda o capacita a personas para que realicen inmigración falsa, será referido para enjuiciamiento”, concluyó el informe.

(Con información de Martí Noticias)