Tras once semanas del azote del huracán Irma en la Florida, un total de 1.968 embarcaciones han sido sacadas de los canales del estado sureño, avisó mediante un comunicado la Guardia Costera de Estados Unidos.


Aproximadamente 170 funcionarios de las agencias federales y estatales se encargan de sanear y retirar embarcaciones dañadas de los canales de la Florida.

Las labores de “limpieza y recogida” de barcos, están a cargo de la Agencia de Protección Ambiental (EPA), la Comisión para la Conservación de la Pesca y la Fauna (FWC) y varios equipos de los guardacostas.

El comunicado resalta que, “la prioridad de los equipos de respuesta es retirar primero aquellas embarcaciones que puedan tener un impacto potencial en el medioambiente”.

Se instó a los propietarios de embarcaciones a que se aseguren al contratar una compañía de salvamento, ya que la misma debe proporcionar el método más seguro de retirada de los barcos para no dañar al medioambiente.


Los propietarios de las embarcaciones retiradas que no tengan los recursos para restaurar su barco, o si hubo pérdida total, “pueden ceder la propiedad de la embarcación mediante renuncia en favor de la FWC”.

En los canales de Miami se han sacado 160 embarcaciones; de la zona de Jacksonville (noreste de Florida), un total de 104 barcos; en los Cayos, 1.434, y de St. Petersburg (costa oeste), 270 embarcaciones.

La cifra de fallecidos por el paso del huracán Irma puede seguir ascendiendo una vez que las autoridades locales concluyan las investigaciones.

Los Cayos, resultaron ser la zona más perjudicada, la tormenta regresó al mar para de nuevo impactar la tierra horas más tarde.

(Con información de Diario Las Américas)