Un total de 1.200 médicos cubanos podrían entrar a Estados Unidos beneficiándose de la decisión de Estados Unidos de procesar las solicitudes que llegaron antes del 12 de enero cuando se puso fin al programa de parole para médicos.

Las autoridades aclararon que la decisión no significa que todos podrán entrar, pero sí que serán atendidas sus solicitudes.

Estados Unidos suspendió el programa de parole para médicos que garantizaba la entrada a Estados Unidos de los doctores cubanos que abandonaban sus misiones en el extranjero, pero accedió a revisar las solicitudes presentadas antes del 12 de enero.