Calle 8 lugares cerrados. Foto: Cuba en Miami

Las listas de desempleo continuaron aumentando debido al cierre del país por la pandemia del coronavirus, con 6.6 millones de estadounidenses que presentaron reclamos de desempleo por primera vez en la semana que terminó el 4 de abril, informó el jueves el Departamento de Trabajo.


Eso lleva el total de reclamos en las últimas tres semanas a más de 16 millones. Si compara esos reclamos con los 151 millones de personas en nóminas en el último informe mensual de empleos, eso significa que Estados Unidos ha perdido el 10% de la fuerza laboral en tres semanas.

El número más reciente representa una disminución de 261,000 desde hace una semana, que fue revisado en 219,000 a casi 6.9 millones.

El aumento continuo de solicitudes de seguro de desempleo se ha exacerbado por la expansión de aquellos que pueden presentar una reclamación. La Ley CARES ha ampliado el grupo para incluir a los contratistas independientes y autónomos.

Antes de los esfuerzos de distanciamiento social utilizados para combatir la propagación del coronavirus, el mercado laboral había sido fuerte. En el período de seis meses anterior a un cierre que ha desconectado gran parte de la capacidad de la economía estadounidense, el crecimiento de la nómina no agrícola había promediado 221,000 por mes.


La mayor parte de esa disminución del empleo se produjo en restaurantes y establecimientos de bebidas, aunque la atención médica y la asistencia social también se vieron afectadas.