En otoño pasado, el hijo de un policía de Palm Beach tomó prestado el coche patrullero de su padre, para perseguir y acosar a su ex novia y el actual novio de la chica.


Según el Palm Beach Post, el padre, David Combs quien tenía el cargo de teniente, está pagando las consecuencias por las acciones de su hijo.

Combs fue amonestado por violar la política del departamento tras haber dicho que dejó que su hijo usara su automóvil sin distintivos policiales de manera rutinaria desde el 2016, y alegó que la mayoría de las veces para llenar el tanque de gasolina.

Según el canal WPTV de West Palm Beach, el policía también perdió permanentemente el derecho a llevarse el automóvil para su vivienda.

Christopher Combs, su hijo, en octubre de 2017 fue arrestado y acusado de robo, detención ilegal y de hacerse pasar por un agente del orden público, en ese entonces el joven de 23 años era cadete de la PBSO, y perdió su trabajo luego de que se le descubriera el arresto.


El hijo del agente utilizó el patrullero de su padre, con sus luces rojas y azules parpadeando, para detener a su ex novia y su novio actual, según oficiales del condado.

Christopher Combs obligó al nuevo novio de la chica a caminar hasta la patrulla, con los brazos en alto, se pusiera en el piso, y se vaciara los bolsillos, un acompañante de Combs robó las pertenencias del muchacho, para rematar.

El hijo del teniente de Palm Beach será juzgado próximamente.

(Con información de El Nuevo Herald)