cargamento-cocaina-puerto

La DEA desarmó un plan que había organizado un residente de Miami, Carlos Alberto Gutiérrez, para traer cocaína desde Ecuador y Colombia. Todo se movería en avión a través de Puerto Rico y República Dominicana, con la finalidad de meter los kilos de droga en Estados Unidos.

Un presunto cómplice residente en Bogotá que es piloto de aviones, aviones ejecutivos Gulfstream II, sería el encargado de mover los 700 kilos a Miami.

Varias reuniones tuvieron lugar en Miami para acordar los viajes, los cambios de avión y otros detalles, pero el informante y un agente encubierto lograron acordar una transacción de $200000 para el uso del avión con el sospechoso para después atraparlo. Esto todo sucedió en el mes de junio, y Gutiérrez, de 48 años, tiene juicio el próximo martes.