Michelangelo Pistoletto, pintor y escultor italiano, se encuentra de visita en la Habana, a propósito de la XX Semana de la Cultura de Italia en la Isla. El artista que se ha convertido en un asiduo visitante de la capital cubana, ha decidido donar la obra “Trece menos uno” al Museo Nacional de Bellas Artes, dio a conocer EFE.

Pistoletto es uno de los principales exponentes del “arte povera” (arte pobre), y ha confesado a la prensa estatal invitada al acto que se siente ya casi un cubano más.

El pintor dijo que gran parte de su proceso creativo está dedicado a La Habana, subrayando que lo que más llama su atención con respecto a la urbe es “la gentileza de sus pobladores y el sentido de la humanidad tan grande que poseen”.

En 2016, Michelangelo Pistoletto exhibió una muestra con sus obras en el Museo Nacional de Bellas Artes de La Habana; durante su estadía en la Isla, el italiano también participó en el primer Fórum Rebirth Geografías de las Transformaciones.


En 2015 también viajó a Cuba, para esa ocasión presentó un performance titulado Paraíso, con motivo de la XII Bienal de Artes Plásticas de La Habana; en ese año también le fue otorgado el título honoris causa de la Universidad de las Artes de Cuba.

El artista italiano cuenta con obras en museos de arte y galerías contemporáneas en todo el orbe, entre ellas la Tate Gallery de Londres y el español Museo Reina Sofía, en Madrid.

Pistoletto, nacido en 1933, se inscribe en la corriente del arte pobre, que se dio a conocer en los años 60 del pasado siglo, su obra se caracteriza por la incorporación de materiales de la vida cotidiana como la madera, hojas, cristal o desechos.

A menudo trabaja con el happening o puesta en escena.

(Con información de Diario de Cuba)