Alberto Lago. Foto: Facebook/ Alberto Lago

A partir de ahora cuando veas alguna de los trabajos gráficos que acompañan la edición número 20 de los Latin Grammy, sabrás que en ellos está el talento de un joven cubano llamado Alberto Lago.


El cubanito fue elegido como el artista oficial del reconocido certamen que organiza la Academia Latina de Artes y Ciencias de la Grabación y que el próximo mes de noviembre premiará la excelencia en producciones discográficas.

Desde las redes sociales de los Latin Grammy y del artista ya se han podido ver varios carteles y programas del evento con ilustraciones de Lago, pero hay una que ha sido elegida como la obra icónica de la entrega número 20 de los premios por su originalidad. La pieza de Lago recrea el reconocido gramófono que simboliza los premios, irradiando una multitud de colores fluorescentes desde su bocina y que se transforma bajo el color negro.

Pero, ¿cómo llegó a ser elegido este cubano entre tantos artistas que se disputaron un puesto para trabajar la imagen del certamen?

El joven artista de la plática nacido en el pueblito de Manzanillo en la provincia de Granma decidió aplicar para la convocatoria con una interpretación muy personal de lo que representa para él el prestigioso evento de la música latina y el resultado fue este colorido gramófono, porque según sus palabras la música es un escape para las personas. “En un mundo convulsivo y caótico, debemos centrarnos en la positividad y en buscar luz”, confesó el artista.


La obra de Lago quien se encuentra en una residencia artística en Monthey, Suiza sorprendió por el mensaje de amor que según los organizadores de los Latin Grammy logró transmitir. En palabras de Gabriel Abaroa Jr., presidente ejecutivo de la Academia Latina de la Grabación, en la pieza del cubano “Los elementos convergen creando una pieza única y vibrante que representa la música que celebramos en esta vigésima Entrega Anual del Latin Grammy”.

A pesar de su joven carrera, Lago ya es considerado por la crítica como un pintor con sello propio. Su obra ha estado muy marcada por alusiones a la alegría y la esperanza, siempre utilizando como sello una visualidad fluorescente con recurrentes símbolos de felicidad como flores y mariposas.

Carlos inició su formación en la Academia de Artes Plásticas de Holguín y luego se estableció en La Habana para cursar estudios en el Instituto Superior de Arte.

En su joven carrera cuenta ya con varias exposiciones en Cuba y en 2011 logró ser el ganador del Premio Internazionale di Pittura ISOLE Sardegna-Cuba.

No te pierdas entonces la esperada gala de los Latin Grammy el 14 de noviembre próximo en el Grand Garden Arena de Las Vegas porque además de la obra pictórica de Lago, Cuba tendrá representación musical con varios artistas nominados: Chucho Valdés, Aymée Nuviola, Yelsy Heredia, el Septeto Acarey,  Olga Cerpa y Mestisay, la Orquesta Sinfónica Nacional de Cuba y la agrupación Cuban Sax Quintet.