Después de que la tormenta tropical Gordon tocara tierra al oeste de la frontera entre Alabama y Mississippi, el martes en la noche un niño murió a causa de la caída de un árbol en el noroeste de Florida.


No se reveló ni su edad, ni identidad, los agentes respondieron a un aviso sobre un árbol caído en Pensacola, y descubrieron el menor había muerto.

Hasta el momento, según la policía del condado de Escambia en su página de Facebook, no se reportan heridos.

El Centro Nacional de Huracanes espera que la tormenta Gordon que tocó tierra alrededor de las 10:00 de la noche, hora del Este, se debilite mientras avanza por Mississippi y Louisiana hasta tocar Arkansas el jueves.


Gordon no llegó a convertirse en huracán como vaticinaban los pronósticos, en las últimas horas la tormenta se fortaleció, mientras se acercaba a la costa central del Golfo de México, con vientos máximos sostenidos de 110 kilómetros por hora (70 millas por hora).

La mayoría de las viviendas en la costa de Alabama y en el extremo oriental del ‘panhandle’ de Florida, el martes en la noche no tenían electricidad.

Luego de que cayó la noche, y llegó el meteoro, más de 27.000 clientes no contaban con servicio eléctrico.

También hubo alertas de tornado para el sur de Alabama y en el ‘panhandle’ de Florida.

(Con información de Mundo Hispánico)