El domingo se reportó un robo en una tienda de la Pequeña Habana ubicada en la calle 637 y la 12 avenida del suroeste de Miami, cerca de las 4:30 de la madrugada.

Al llegar unidades especiales de la K9 establecieron un perímetro a causa de un supuesto sujeto encapuchado y de raza negra próximo al área, presuntamente armado.

El dueño del establecimiento llegó en la mañana al lugar, y se dio cuenta de que habían roto un cristal, y empujaron algunos estantes para el hurto.

Además de las pérdidas materiales ocasionadas a la tienda, el ladrón se llevó cigarrillos por un valor equivalente a 2.000 dólares.


(Con información de Telemundo 51)