Un hombre de 35 años fue mordido por un caimán en un campo de disco golf en Clearwater, en el Condado Orange, al centro de Florida, recoge El Nuevo Herald.

La víctima trataba de recoger el disco caído en un estanque, cuando el reptil lo mordió en un brazo.

El canal WFTS informó que el ataque tuvo lugar el lunes en la tarde, cuando un hombre se metió al agua en un estanque del parque Cliff Stephens, para recoger un disco volador que había caído allí durante el juego.

La identidad del herido no ha sido revelada, pero se sabe fue trasladado al hospital Mease Countryside, la buena noticia es que su vida no está en riesgo.


El caimán de once pies de largo, fue capturado por un equipo de tramperos con licencia estatal, no obstante agentes de la Comisión para la Conservación de la Fauna y la Pesca (FWC) investigan el incidente, de acuerdo al diario miamense.

La página web de la FWC detalla que “reubicar caimanes molestos no es una opción responsable para la gente o los caimanes, ya que siempre estos animales intentan volver a su lugar de captura”.

El animal será sacrificado, de igual modo otro ejemplar de menor tamaño descubierto en el mismo estanque, apunta la FWC.

(Con información de El Nuevo Herald)