Un hombre del sur de la Florida fue víctima de dos mujeres que conoció en un lujoso restaurante en Brickell.


La víctima, que no quiso dar su identidad al público, dio declaraciones a WSVN narrando la pesadilla que vivió al notar que lo habían drogado y que le habían robado su reloj Rolex y 3000 dólares que llevaba en efectivo.

Lo que comenzó en el restaurante Komodo en Brickell, culminó con él despertando en el Hotel Presidente de Hialeah.

Según dijo al citado medio, conoció a las mujeres en el bar del restaurante y luego de una noche de fiesta haciendo escala en el popular centro nocturno E11even en el downtown de Miami, las mujeres lo llevaron al hotel.

«No estaba pensando», dijo la víctima. “He estado bebiendo toda la noche y tomé una mala decisión. Me alegro de estar vivo «.

En el hotel solo recuerda haber tomado un trago.


“Sé a ciencia cierta que me drogaron en el hotel”, dijo la víctima que despertó al otro día en la tarde.

“Instantáneamente miré mi muñeca y noté que mi reloj se había ido”, dijo, “fui a mi bolso que tenía y vi que los $ 3,000 en efectivo que tenía también se habían ido… Me sentí como un tonto. Solo porque salí y lo pasé bien y tomé unas copas no les da derecho a cazar, alterar mi bebida y robarme «.

Inmediatamente llamó a la policía, que ahora trabaja en el caso para dar con las ladronas. El restaurante por su parte proveyó un video de la cámara de seguridad donde se observan las mujeres en el bar.

Sobre la experiencia, la víctima dijo: «Primero, no salgas solo. Trate de salir en un grupo de personas. Cuida tu entorno y no aceptes bebidas de nadie. Hay que sacar a estas chicas de las calles para que no le hagan esto a nadie más».