Foto de Facebook @Kristina Deak

Nada se interpone entre Trent Tweddale de Pasco, Florida y su perro Loki; ni siquiera un inmenso caimán de 13 pies.


El pasado lunes en la mañana Trent paseaba a Loki cerca de su granja luego de varios días de intensas lluvias, cuando sucedió algo que nunca pensó podría pasar.

Mientras el perro de rescate de seis años caminaba por el agua, dice Tweddale, un caimán de 13 pies lo atacó.

El caimán saltó del pantano y agarró a Loki por la pata delantera, arrastrándolo de nuevo al agua, dijo Tweddale a WFLA-TV, afiliada de NBC.

«Todo sucedió muy rápido», dijo a Patch, una publicación en línea con sede en California. «Parecía un millón de años y un segundo, todo al mismo tiempo».


Tweddale, de 32 años y ex sargento del ejército, hizo lo que cualquier amante de los perros haría: golpeó al caimán en la cara.

«Agarré el collar del perro para tratar de tirar de él hacia atrás y terminé en un combate con este caimán, que no lo soltó», dijo. «Así que solté el collar, me metí hasta las rodillas en el agua y comencé a golpear la cabeza del caimán hasta que finalmente lo soltó».

En medio de todo esto, llamó a su esposa, Kristina Deak, para que lo ayudara.

«Nunca olvidaré salir corriendo a (sus) gritos y sostener la pierna rota y destrozada de Loki para detener el sangrado», escribió en una publicación de Facebook sobre el encuentro.

«Pensé con seguridad que Loki moriría en mis brazos antes de que lo lleváramos (para el veterinario)».

El ex sargento de personal del ejército se quedó sin rasguños, pero Loki no tuvo tanta suerte.

Find yourself a man that loves your dog so much, he'll fight off a massive gator for him with his bare hands.I'm…

Posted by Kristina Deak on Wednesday, June 10, 2020

«Cuando lo levanté de nuevo, los huesos estaban fuera y parece que la pata estaba colgando de un fragmento», explicó.

Loki fue llevado rápidamente a una cirugía de emergencia, donde se colocaron placas de metal y tornillos en su pata.

«Esperamos que pueda recuperar el uso completo de sus patas después de esto».

Sobre el caimán Tweddale espera atraparlo con una trampa que ha puesto en su propiedad.

«Amamos mucho a nuestro perro y pelearía con uñas y dientes por él».