Un visitante inesperado alteró la tranquilidad de una familia en el garage de una casa en Fort Myers.

Un caimán de más de 9 pies se apareció en la vivienda y hubo que llamar a especialistas de vida silvestre para que lo atraparan.

En esta época los caimanes son vistos con mayor frecuencia, porque es la temporada de apareamiento y salen de los lagos en busca de pareja.

El inmenso reptil fue controlado y puesto a resguardo por autoridades de Florida Wildlife.