La embarcación “Side Effects” con dos hombres a bordo, estaba siendo rodeada por un enorme tiburón blanco en aguas de Ponce Inlet en el condado de Volusia, en la costa este de Florida.


Ambos, Kyle Morningstar y su amigo Ian Smith pescaban tranquilamente pargos rojos y otros peces el sábado en Florida, cuando de pronto vieron una gran mancha gris en el agua que comenzó a bordear su bote, y al emerger se percataron de que se trataba de un gran escualo.


En un video que muestra el encuentro con el tiburón, los dos hombres gritan: “Santo…. ¡Oh mí, Dios…., hermano!”.

Según el portal de noticias News-Journal, Morningstar, de 31 años y residente de Port Orange, dijo que cuándo comenzó a subir el ancla vio a un grupo de peces rémora moviéndose rápidamente hacia lo que divisó como una gran mancha gris.

Morningstar alcanzó a ver que la mancha salió a la superficie y se trataba de un enorme tiburón blanco de 15 pies.

El hombre contó que gritaba a su amigo para que cogiera el teléfono, y grabara el momento, según sus cálculos el tiburón medía de 12 a 15 pies de largo, y pesaba la mitad del tamaño de su embarcación.

El sujeto de Port Orange comentó que corrieron por todo el bote “y ese monstruoso tiburón dio un rodeo alrededor de nosotros, hizo dos vueltas y nos echó un vistazo. No estaba asustado. El gran tiburón blanco desapareció tan repentinamente como había aparecido”, acotó Morningstar, quien agregó que pensó: “necesitamos un barco más grande”.

“Después de que desapareció, nos apuramos en llegar a tierra” añadió.

Un experto en tiburones, George Burgess, dijo que es la época del año idónea para tales encuentros en aguas frente a la costa central del estado del sol.

(Con información de El Nuevo Herald)