Un cubano sin residencia legal en España, ha sido condenado a cuatro años y medios de prisión por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), que ha ratificado la sentencia impuesta a un hombre que se metió a una casa de una desconocida en Aspe (Alicante), y una vez allí intentó forzarla a que le hiciera una felación, de acuerdo a la sentencia.


El 27 de junio de 2016 a las 10.00 horas tuvieron lugar los hechos, cuando la mujer abrió la puerta de su edificio y la de su casa luego de que llamaran por el intercomunicador, la víctima alega pensaba era su hermana.

El acusado entró a la casa de la mujer, preguntándole si estaba sola y comenzó a tocarla y besarla, él sólo la conocía de vista.

La víctima se encontraba con su hijo de dos años y pidió al hombre que se fuera, pero él la sacudió, la golpeó y la forzó hacia una habitación de la vivienda.

La siguió golpeando exigiéndole que le hiciera una felación, la mujer accedió, pero le pidió la dejara ponerle unos animados al niño para que no viera nada, el acusado asintió.


La joven escapó de la casa rápidamente y huyó pidiendo auxilio, el agresor se asustó y salió huyendo.

Igualmente la Audiencia de Alicante además de imponer la sentencia de privación de libertad, obliga al cubano a indemnizar a la víctima con 6.320 euros.

El tribunal acordó la ejecución de dos tercios de esa sentencia y la sustitución del tercio restante por la expulsión de España del condenado.

(Con información de Cubanet)