Una patrulla de la policía en un vehículo eléctrico de Tesla se quedó sin batería en medio de una persecución a alta velocidad.


Sucedió en la ciudad de San Francisco el pasado viernes.

No está claro exactamente por qué el Tesla Modelo S 85 2014 no estaba completamente cargado y perdió todo en un momento tan inoportuno, dijo a CNN la portavoz del Departamento de Policía de Fremont, Geneva Bosques.

Bosques dijo que el oficial al volante estaba persiguiendo a un sospechoso en relación a un crimen. El oficial intentó hacer una parada de tráfico pero el sospechoso no se detuvo y en su lugar se fue a toda velocidad.

«Me acabo de dar cuenta de que tengo menos de seis millas de batería en el Tesla, por lo que puedo perderlo aquí en un segundo», dijo el oficial que conducía el Tesla por el radio.


Otras patrullas tomaron la persecución pero a cierto punto tuvieron que abandonarla por la forma imprudente en que el sospechoso manejaba poniendo en peligro a transeúntes y otros conductores en la vía.

El vehículo del sospechoso fue después encontrado abandonado.

En cuanto al Tesla la policía dijo que están en un programa piloto probando la integración del automóvil con las necesidades del departamento.

«No tenemos una política escrita sobre el combustible o la carga, pero la pauta general es que al menos debe estar medio llena al comienzo del turno, como lo era en este caso», dijo Bosques.