Siete residentes de un pequeño complejo de apartamentos en el noroeste de Miami Dade quedaron sin vivienda luego que un árbol cayera sobre sus techos.


Las lluvias y las fuertes ráfagas de viento que acompañaron a la tormenta tropical Eta durante la noche del domingo y la madrugada de este lunes dejaron daños severos a su paso.

Un árbol afuera del pequeño complejo de apartamentos a la altura de la 69 calle y la 4 court se partió y cayó en picada sobre el techo.

Dentro de una de las viviendas estaba Mae Frierson. Su nieto de 9 años estaba cenando cuando el árbol se derrumbó y entró en el apartamento y un ventilador de techo cayó a centímetros del niño.

“Sonaba como si un auto chocara con algo”, dijo a Local 10.


«Corrí a la cocina y su madre salió corriendo gritando: ‘Agárralo. Agárralo», dijo Frierson.

Los equipos de Miami Fire Rescue llegaron y usaron herramientas de corte para sacar a la familia de manera segura.

“Nuestras cuadrillas cortaron algunas de las ramas, lo que permitió a la familia evacuar de manera segura”, dijo el Capitán Ignatius Carroll de Miami Fire Rescue a Local 10.

En total, siete personas fueron desplazadas. Todos quedaron conmocionados por lo ocurrido, pero nadie resultó herido.

“Nunca subestimes ningún tipo de tormenta, especialmente cuando hay vientos fuertes, lluvias y muchas inundaciones”, dijo Carroll.

Los desplazados pasan la noche con familiares. Los inspectores salieron a ver la propiedad y regresarán para asegurarse de que sea seguro que cualquiera regrese una vez que pase la tormenta.