Ferrari en calle Italia

En lo que debe ser uno de los peores errores de cálculo captados en video en mucho tiempo, un turista manejando un lujoso superdeportivo Ferrari Roma definitivamente no sopesó adecuadamente el ancho de su automóvil en comparación con el ancho de una calle italiana.

Trató de bajar, terminando con su auto completamente atascado entre las paredes de la calle, en un pueblo o ciudad italiana cuyo nombre aún no se ha revelado.

Italia es un país muy turístico, con muchos grandes atractivos históricos, uno de los cuales, a la hora de conducir, es sin duda el placer de recorrer las pequeñas calles adoquinadas de sus pueblos y ciudades medievales y renacentistas, notoriamente muy estrechos.

El Ferrari Roma, un modelo presentado por la marca hace un par de años, con un precio inicial de alrededor de 230.000 euros (195.000 libras esterlinas), mide 1.974 milímetros de ancho, poco menos de dos metros, aunque aparentemente incompatible con el ancho de las históricas calles italianas.