Un residente de Nueva Escocia ha afirmado a CBC News que no renunciará a su batalla por un reembolso completo por parte de la compañía que le vendió un paquete vacacional en Cuba, luego de pasar casi una semana en un hotel todo incluido en Cayo Santa María en el que faltaba el agua corriente.

El canadiense Ben Nanton se hospedó junto a su hija y su novia en el Starfish Cayo Santa María Resort a principios de este año. Pero sus vacaciones se volvieron un infierno, pues en el hotel ni siquiera se podía utilizar los baños debido a la falta de agua. “Mucha gente sólo utilizaría un arbusto (para orinar)”, dijo el turista.

El problema del agua creó todo tipo situaciones, agregó Nanton. Según el canadiense, los vasos del hotel tenían una película blanca como si no hubieran sido fregados adecuadamente y los remanentes de comida no eran lavados de los platos, o se quedaban alojados en tenedores.

“La gente se bañaba y se afeitaba en la piscina”, dijo.


Nanton, su novia y su hija de seis años hicieron su viaje del 28 de febrero al 7 de marzo y pagaron un total de 2 700 dólares.

Según Nanton, cuando llegaron por primera vez se dieron cuenta de que todos los baños públicos del complejo estaban cerrados. Agrega que le preguntaron a un representante de Sunwing sobre la falta de agua y le respondieron que lo arreglarían al final del día.

El turista debió llenar las latas de basura de su habitación con agua de la piscina para que pudiera descargar el inodoro en su habitación. Nanton incluso vio a un hombre orinar frente a una puerta cerrada del baño, molesto porque no había podido pasar.

El complejo proporcionó a su familia tan solo un litro y medio de agua potable cada día.

“Esta fue la primera vez que mi hija viajó —primera vez en un avión, primera vez que salió del país—, por lo que significó mucho para nosotros”, explicó.

Nanton dijo que estaban ansiosos por construir recuerdos, pero “simplemente se convirtió en una pesadilla para nosotros, muy rápido”.

La familia reservó a través de una pequeña agencia de viajes, que remitió su queja a Sunwing. Inicialmente, le ofrecieron dos bonos de viaje de 385 dólares, que según Sunwing equivalían al costo de la habitación.

Los vales estaban condicionados a que Nanton y su novia firmaran un comunicado acordando no tomar ninguna otra acción contra la compañía. También establecían que los afectados “no revelarán directa o indirectamente el incidente o cualquier otra experiencia negativa percibida relacionada con el incidente a nadie de ninguna manera, incluyendo, pero no limitado a, video, audio, términos verbales o escritos”.

El texto prosigue con que “es la intención de las partes evitar y prevenir la publicidad con respecto a la liquidación y los términos del arreglo”.

Nanton rechazó estos términos, y pidió un reembolso completo en efectivo o un vale de viaje que cubre 2 700 dólares. Sunwing respondió ofreciendo los 385 dólares en efectivo, pero esto también fue rechazado por el canadiense.

El hombre está especialmente ofendido de que la oferta de resarcimiento fuera una carta “genérica” ​​con nombres insertados. Dijo que no ha sido contactado directamente por alguien de Sunwing.

Nanton llamó “una verdadera revelación para el consumidor” lo que está ocurriendo, especialmente porque Sunwing Vacations continuó enviando gente al complejo a pesar de la falta de agua.

La portavoz de Sunwing, Rachel Goldrick, confirma que “hubo interrupciones en el suministro de agua” durante el tiempo en que Nanton y su familia estaban allí, agregando que afectó a todos los hoteles de Cayo Santa María, ubicado al norte de la central provincia de Villa Clara.

Pese a que el problema del suministro de agua fue aparentemente resuelto, los problemas de presión en las tuberías continuaron durante “un número de días” y “un número de clientes fueron trasladados a otro hotel a petición suya”, agregó la funcionaria.

Goldrick dijo que hubo una nueva interrupción el 9 de marzo por lo que Sunwing se ofreció a trasladar a todos los turistas. Dijo que el suministro de agua se restableció completamente el 11 de marzo y no ha habido problemas desde entonces.

Pero Nanton dijo que “ni una sola vez” alguien ofreció trasladarlo durante la semana que pasó allí. También discute el supuesto hecho de que las interrupciones del agua eran en todo el Cayo.

(Con información de Cubanet)