El presidente Donald Trump y la primera dama Melania asistieron al funeral del ex mandatario 41 de EEUU, George H.W. Bush (1989-1993), así como lo hicieron los ex presidentes demócratas Barack Obama y Bill Clinton (1993-2001), acompañados de las ex primeras damas, Michelle y Hillary, respectivamente, todos ellos se sentaron en primera fila.


Al comienzo del funeral de Bush padre, Trump y su antecesor Barack Obama (2009-2017), se dieron la mano, sin embargo, el Jefe de Estado no saludó a su contrincante en la campaña electoral de 2016, Hillary Clinton, apunta El Nuevo Herald.

Desde el 20 de enero de 2017 cuando el republicano asumió como presidente, hace casi dos años, Trump y Obama no habían interactuado en persona nunca más.

Al final de la primera fila también se encontraba sentado el ex presidente Jimmy Carter (1977-1981), junto a su esposa Rosalynn.

Donald Trump y su esposa Melania llegaron poco después, y se sentaron al inicio de la primera fila, junto a Obama y Michelle.


Barack y su esposa le dieron un saludo cordial a Trump y a Melania cuando ambos llegaron a ocupar sus asientos.

Pero ni la ex secretaria de Estado Hillary, ni su esposo el ex presidente Bill Clinton se giraron cuando el actual mandatario llegó acompañado de la primera dama.

George W. Bush (2001-2009), hijo del difunto estadista y también ex presidente de Estados Unidos, está en el funeral, y leerá una elegía para homenajear a su padre.