Donald Trump en el Despacho Oval (Imagen de archivo)

El presidente Donald Trump recibió en el Despacho Oval de la Casa Blanca a víctimas del comunismo, incluidos exiliados cubanos y venezolanos, este jueves, haciendo alusión al 9 de noviembre próximo, cuando se celebran tres décadas de la caída del muro de Berlín, informó The Washington Post.


Como de costumbre el mandatario estadounidense escuchó de primera mano, los testimonios de los sobrevivientes de regímenes comunistas.

Entre los presentes estuvieron la cubana Sirley Ávila León y el venezolano Daniel Di Martino, quien relataron al Jefe de Estado sus «terribles experiencias», indicó CubaNet citando reporte del diario mexicano López Doriga Digital.

Ávila León dio a conocer a la prensa que quiso agradecer a Trump personalmente, por las sanciones al régimen de La Habana, además también para aclararle al mundo que «en Cuba no hay democracia».

La exiliada cubana contó haber sentido en carne propia «la barbaridad del régimen castrista».


En la Isla Ávila León sufrió «atentados, robos en su vivienda, graves heridas con machete e intentos de asesinatos», por el simple hecho de luchar por los derechos de los campesinos cubanos.

«Renovamos nuestro compromiso de ayudar a garantizar a todas las personas un futuro de paz y prosperidad basado en los principios básicos de la democracia», expresó Trump en un comunicado de la Casa Blanca, que aborda la necesidad de «construir un futuro libre de los males del comunismo»

A continuación Cuba en Miami reproduce de manera íntegra el comunicado de la Casa Blanca:

En este Día Nacional para las Víctimas del Comunismo, recordamos a los más de 100 millones de personas que han muerto como resultado de la opresión comunista. Hoy, renovamos nuestro compromiso de ayudar a garantizar a todas las personas un futuro de paz y prosperidad basado en los principios básicos de la democracia: libertad, justicia y un profundo respeto por el valor de cada vida humana.

El Día Nacional de las Víctimas del Comunismo de este año coincide con el 30 aniversario de la caída del Muro de Berlín. El 9 de noviembre de 1989, determinados hombres y mujeres pusieron las poderosas palabras del presidente Ronald Reagan en una acción trascendental, derribando ese símbolo del totalitarismo y enviando un mensaje al mundo entero de que la democracia y el estado de derecho siempre triunfarán sobre la opresión y la tiranía. A medida que conmemoramos este hito para los derechos humanos, decidimos continuar trabajando con nuestros aliados y socios para garantizar que las llamas de la libertad sigan ardiendo como un faro de esperanza y oportunidad en todo el mundo.

Mientras hacemos una pausa en este día de recuerdo para honrar a las víctimas del comunismo en todas partes, debemos resolver siempre salvaguardar las preciadas libertades que fomentan la paz y desatan una prosperidad sin paralelo. Juntos, podemos construir un futuro libre de los males del comunismo.