El presidente Donald Trump ha expresado su desacuerdo en que se lleve a cabo el segundo debate presidencial de forma virtual. Durante una entrevista a Fox News en la mañana del jueves así lo expresó y dejó claro que no piensa participar.


«No, no voy a perder el tiempo en un debate virtual», dijo el presidente a la presentadora de «Mornings with María», María Bartiromo.

«La comisión cambió el estilo del debate y eso no es aceptable para nosotros», añadió Trump. «Le gané en el primer debate, le gané fácilmente».

El presidente dijo que no se iba a «sentar frente a una computadora» para debatir, calificándolo de «ridículo».

Trump y el candidato demócrata se habrían encontrado en Miami, para el segundo debate organizado en el Adrianne Art Center el 15 de octubre. La decisión de realizar una audiencia virtual se dio a conocer esta mañana y el presidente reaccionó inmediatamente.


Citando la necesidad de «proteger la salud y la seguridad de todos los involucrados», la comisión del debate dijo en un comunicado: «El segundo debate presidencial tomará la forma de una reunión municipal, en la que los candidatos participarían desde lugares remotos separados».

La ubicación del debate en Miami, y el moderador, Steve Scully de C-SPAN, permanecerán sin cambios, dijeron.

El anuncio se produjo seis días después de que Trump anunciara la madrugada del viernes pasado que él y la primera dama Melania Trump habían dado positivo por coronavirus.

Sin embargo el presidente dijo a Fox News que «No cree que sea contagioso», y de esta forma no «perderá su tiempo» si el encuentro es virtual.

Desde el diagnóstico de Trump, más de una docena de funcionarios de la Casa Blanca dieron positivo al Covid-19.