La hija y asesora del presidente estadounidense Ivanka Trump envió cientos de correos electrónicos a funcionarios, asesores y asistentes, desde su cuenta personal para discutir asuntos oficiales de la Casa Blanca, el pasado año, de acuerdo a The Washington Post y CNN, muchos de ellos en violación de los protocolos del Gobierno.


Donald Trump salió en defensa de su hija el martes, y dijo al prestigioso diario estadounidense, que «todas las noticias son falsas. Lo que hizo está en los registros presidenciales. No hubo correos borrados, no hubo nada».

Aunque reconoció que «Ivanka hizo (envió) unos emails», pero agregó que «no eran clasificados como los de Hillary Clinton, ni fueron eliminados como los de Hillary Clinton», rival de Trump en las elecciones presidenciales de 2016, y exsecretaria de Estado (2009-2013).

Los demócratas de la Cámara de Representantes planean investigar el caso de Ivanka Trump, informaron medios locales antes de las declaraciones del presidente.

La congresista demócrata Elijah Cummings dijo que el periódico de la Cámara Baja ya realizó averiguaciones en 2017, sobre el uso de correos electrónicos por parte del personal de la Casa Blanca, sin embargo no fueron ofrecidos los datos requeridos por la Presidencia.


«Necesitamos esos documentos para asegurar que Ivanka Trump, Jared Kushner (yerno del mandatario) y otros funcionarios están cumpliendo con las leyes de registros federales y que hay un registro completo de la actividad de esta Administración», afirmó la demócrata.

(Con información de Mundo Hispánico)