Irina Vilariño es una joven de origen cubano que fue reconocida por el presidente de EEUU, Donald Trump, como parte de las celebraciones por el Mes de la Hispanidad, ella dijo sentirse “muy orgullosa y agradecida por los cubanos que llegaron antes que mi familia y yo, y que sembraron esa perspectiva de la comunidad cubana aquí en el exilio, y yo creo que el legado de ellos es lo que me motiva a mí a seguir adelante, y a hacer lo mismo”.


Vilariño es una de las hijas de un ex preso político cubano que emigró con su familia por el Mariel y actualmente son propietarios de la cadena de restaurantes “Las Vegas”.

El presidente Trump la presentó en la ceremonia del lunes por el Mes de la Hispanidad, el padre de Irina empezó abriendo un restaurante, y ya suman 15.

“Mi padre era prisionero político en Cuba, y tuvimos la oportunidad de emigrar a los Estados Unidos en 1980, durante el éxodo del Mariel, cuatro años más tarde abrimos nuestro primer restaurante Las Vegas Cuban Cuisine en Hollywood, Florida…hoy empleamos a más de 400 empleados en el Sur de la Florida, en quince ubicaciones, si bien hemos trabajado actualmente, soy plenamente consciente de que nuestro éxito no solo se debe a nuestra persistencia, sino al atributo de los principios del mercado libre, y a las oportunidades disponibles para todos los estadounidenses”.


Irina llegó a EEUU siendo niña con su padres procedentes de Bayamo, habló también de la grandeza de Estados Unidos con TV Martí, y de las posibilidades que el país les dio como inmigrantes que llegaron sin nada.