Donald Trump

Congresistas demócratas informaron el domingo que el presidente estadounidense Donald Trump, podría enfrentar un juicio político, y una pena de cárcel si se comprueba que unos pagos de dinero que reportó su exabogado violaron la ley de financiamiento de campaña, recoge El Financiero, y reportan varios medios de prensa. 


Michael Cohen ex abogado del mandatario pagó a una estrella de cine porno y una modelo de Playboy a instancias de Trump, para evadir impuestos y mentirle al Congreso sobre un edificio de la Organización Trump en Rusia, por ello fiscales federales buscan llevar al abogado a la cárcel. 

Las investigaciones sobre las actividades del Kremlin durante los comicios presidenciales de 2016 continúan, y sugieren algunos datos problemáticos para el presidente, incluyendo si dio instrucciones de pagos de seis cifras a dos mujeres durante la campaña presidencial.  

El representante demócrata Jerrold Nadler comentó que si se demuestra que los pagos fueron infracciones a la ley de financiamiento de campaña, podrían hacerle un juicio político a Trump. 

Nadler que liderará la comisión judicial cuando los demócratas tomen el control de la Cámara de Representantes en enero próximo señaló que «serían delitos impugnables». 


«Si son lo suficientemente importantes como para justificar un juicio político es una cuestión diferente», añadió. 

Según las leyes en EEUU, las contribuciones de campaña, definidas como cosas de valor otorgadas a una campaña para influir en una elección, deben darse a conocer públicamente. 

Los pagos también están limitados a 2.700 dólares por persona, bajo la ley estadounidense.   

Sarah Sanders, secretaria de prensa de la Casa Blanca reiteró el viernes, que el ex abogado de Trump, Michael Cohen ha mentido en diversas ocasiones, y que es insignificante la presentación judicial. 

Adam Schiff,  demócrata que encabezará la Comisión de Servicios de Inteligencia de la Cámara baja dijo a CBS que «hay una posibilidad muy real de que el día que Donald Trump deje el cargo, el Departamento de Justicia pueda acusarlo y se convierta en el primer presidente que enfrente la posibilidad real de ir a la cárcel».