Las esperanzas de un aumento de la restricción de armas en Estados Unidos se disuelven. El plan presentado por el presidente Donald Trump como respuesta a la matanza en Parkland, Florida insta a los Estados a entrenar y armar a “personal cualificado en las escuelas”, y obvia la propuesta de elevar de 18 a 21 años la edad para adquirir armas de fuego.


Según Reuters, Trump desvió el lunes la responsabilidad de elevar el límite de edad para la adquisición de armas a los tribunales y a los estados de Estados Unidos, afirmando que esperaría a tener sentencias judiciales.

“En el límite de edad de 18 a 21 años (hay que esperar) los casos y fallos judiciales antes de actuar. Los estados están tomando esta decisión. Las cosas se están moviendo rápidamente, pero no hay mucho apoyo político (por decirlo suavemente)”, tuiteó Trump.

Dentro del modesto conjunto de propuestas de seguridad en cuestiones de armas, no aparece la propuesta de elevar la edad mínima para comprar armas anunciadas el domingo por la noche por el Gobierno de Trump.

Sólo incluían el entrenamiento de profesores para portar armas en colegios, y la mejora de revisión de antecedentes.

El mandatario cree que los profesores armados impedirían tiroteos en escuelas y mejorarían la protección de los estudiantes cuando ocurran este tipo de hechos violentos. La Asociación Nacional del Rifle apoya la idea asentada en algunos estados.

En 2016, durante la campaña electoral en EEUU, Trump abogó por los derechos de las armas en el país, y prometió tomar medidas para prevenir tiroteos en escuelas, luego de que un ex alumno matara a 17 estudiantes en la secundaria Marjory Stoneman Douglas.

(Con información de Diario de Cuba y El País)