Wilbur L. Ross Jr., Chairman and Chief Strategy Officer at WL Ross & Co., in Chelsea, Manhattan, on Sept. 2, 2015. (Samira Bouaou/Epoch Times)

La persona elegida por el presidente electo Donald Trump como secretario de Comercio, es nada más y nada menos que Wilbur Ross, el multimillonario inversionista considerado «el rey de la bancarrota» por comprar empresas en problemas financieros con potencial de generar utilidades, según dijo el miércoles un funcionario de alto rango del equipo de transición.


Ross, quien según la revista Forbes posee una fortuna de casi 3.000 millones de dólares, representaría los intereses de los negocios estadounidenses en el país y el extranjero al frente del Departamento de Comercio.

Su agencia estaría entre las encargadas de ejecutar el objetivo establecido por el gobierno de Trump de proteger a los trabajadores estadounidenses y desafiar décadas de globalización que en gran medida han beneficiado a corporaciones multinacionales.

«Parte de la razón por la que estoy apoyando a Trump es que pienso que necesitamos un enfoque de gobierno nuevo, más radical —al menos en Estados Unidos— de lo que hemos tenido antes», dijo Ross en junio a la cadena CNBC, refiriéndose al tono desafiante de Trump y a sus promesas de revigorizar el crecimiento económico.