En declaraciones a la prensa en la Casa Blanca, antes de subir a su helicóptero rumbo a Iowa, Donald Trump expresó que cree que su hija y asesora Ivanka sería una «increíble» embajadora de Estados Unidos ante la ONU, pero que si la nombrara para el cargo le acusarían de nepotismo, recoge El Nuevo Diario.

«He escuchado muchos nombres (para ocupar el cargo). He escuchado el de Ivanka. Creo que Ivanka sería increíble (…). Ivanka sería dinamita», comentó a los periodistas el presidente estadounidense.

Sin embargo, el Jefe de Estado dijo que no desea ser acusado de «nepotismo» por designar a su hija para un puesto de tal relevancia.

«Eso no significa que vaya a nombrarla, porque me acusarían de nepotismo, a pesar de que no estoy seguro de que haya alguien más competente que ella en el mundo», añadió.


Nikki Haley actual embajadora estadounidense ante Naciones Unidas, dio pie a la especulación sobre la hija de Donald Trump durante el acto en la Casa Blanca en el que anunció su renuncia, lo que significa abandonará el cargo al término de 2018.

Haley se deshizo en alabanzas hacia Ivanka Trump, y su esposo Jared Kushner, y alegó:

«Ivanka ha sido una gran amiga, y ambos hacen muchas cosas entre bambalinas que me gustaría que mucha más gente conociera, porque somos un mejor país gracias a que ellos están en esta Administración», apuntó.

No obstante que Ivanka ocupe el cargo que deja vacante Haley no entra dentro del diapasón de posibilidades, puesto que existen leyes sobre nepotismo que probablemente afectarían a un cargo como el de la ONU, que requiere confirmación del Senado, lo que no ocurre con el puesto informal que ocupa ahora la hija de Trump en la Casa Blanca.

La hija del presidente está «muy contenta» en su papel actual en el Gobierno «y no está considerando ningún cambio», aseguró una fuente cercana a la cadena NBC News.

Quien parece ocupará el puesto de embajadora estadounidense ante Naciones Unidas, es Dina Powell, quien asesoró a Trump durante su primer año en la presidencia de EEUU, y muy cercana a su hija.

«Dina es ciertamente una persona a la que consideraría», confesó el presidente estadounidense a la prensa.

Actualmente Powell se desempeña como ejecutiva de la firma financiera Goldman Sachs, no obstante también podrían ocupar el cargo Kelly Craft, actualmente embajador estadounidense en Canadá, o Richard Grenell diplomático norteamericano en Alemania.