Crucero de Carnival (foto de pixabay)

Un juez federal desestimó la petición de la línea de cruceros Carnival bajo la Ley Helms-Burton, por segunda vez.


La jueza de distrito Beth Bloom negó la moción presentada en el Distrito Sur de Florida por Havana Docks Corp. el pasado 27 de agosto. De manera similar, el juez de distrito James Lawrence King emitió una orden el lunes rechazando el argumento de Carnival para desestimar una demanda contra la compañía por el cirujano de Jacksonville Javier García-Bengochea.

Ambos casos giran en torno al uso de Carnival de propiedades que le fueron expropiadas tras el triunfo de la revolución. La familia García-Bengochea representa los terrenos en el puerto de Santiago, mientras que el caso de los muelles de La Habana corresponden a la familia de Mickael Behn, de Havana Docks Corporation.

Carnival abogó por el despido de las quejas de García-Bengochea y Havana Docks con el argumento de que su uso de la propiedad frente al mar constituía un «viaje legal», inmunizando así a la compañía de las reclamaciones de Helms-Burton. La línea de cruceros también pretendía que el paso de sus barcos a través del puerto era «incidente de un viaje legal a Cuba» y «necesario para la realización de dicho viaje».

Además, la compañía cuestionó el «interés directo» de los demandantes y los reclamos de propiedad sobre las propiedades en cuestión.


Según el juez Carnival solicitó el despido del caso de Havana Docks, «porque el demandante no tenía un interés de propiedad en la Propiedad Sujeta en el momento en que supuestamente Carnival cometió el tráfico».

No obstante, Bloom y King rechazaron el argumento de Carnival para el despido a través de la exención bajo la disposición legal de viaje.