Luis Dannys Morales y Loidel Rodríguez/Imagen tomada de redes sociales

El béisbol cubano sigue perdiendo jóvenes talentos ante la severa crisis económica-política y social que se vive en la Mayor de las Antillas desde hace décadas, pero que se ha agudizado nuevamente desde el 2020, a raíz de la pandemia de Covid-19, y de la mala gestión de la dictadura.

Con el receptor espirituano Loidel Rodríguez de 22 años, ya son tres los peloteros cubanos que abandonan la selección, sin ni siquiera estar presente en el primer juego del Mundial Sub-23, en el que participa Cuba en Obregón, México, confirmó la publicación especializada Jit, y el periodista deportivo Francys Romero.


Antes habían huido de la escuadra Ubert Mejías y Luis Dannys Morales Aguilera, cuyas fugas fueron informadas por la Federación Cubana de Béisbol(FCB).

Según Jit, el viernes el equipo cubano perdió ante la selección mexicana (0-5), debido a la nula ofensiva y un ineficaz pitcheo de relevo.

Para este sábado está previsto los cubanos jueguen contra Taipéi, China en la sede de este grupo A.

Hay que recordar que este 2021 ha sido pésimo para el béisbol cubano, vivo reflejo de la debacle que se está experimentando el país caribeño. A fines de mayo, desertaba en Florida el segunda base César Prieto, considerada una joven promesa de la pelota en la Isla.


Luego de que Prieto abandonara la selección incluso antes del primer torneo del Preolímpico que se disputa en West Palm Beach y Port St. Lucie, huyó también el psicólogo del equipo nacional de béisbol de Cuba, Jorge Sile Figueroa.

En julio, Romero anunciaba que «los lanzadores prospectos cubanos Leandro Hernández y Darian Enríquez» habían salido de la Isla de manera legal, y habían arribado a «República Dominicana para intentar firmar con una organización de Grandes Ligas».