Tres jóvenes cubanos que emigraron a EEUU, hoy estudian en el prestigioso MIT/Imagen tomada de El Nuevo Herald

Sabrina Romero, José Muguira Iturralde y Osvy Rodríguez, son tres jóvenes cubanos que hoy tienen la fortuna de poder estudiar en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) de EEUU, elegido por la consultora GQ, como la mejor universidad del mundo durante nueve años consecutivos, informa Diario de Cuba.


Romero es originaria de Centro Habana, y emigró a Estados Unidos a los 17 años, Sabrina pudo terminar sus estudios medios aquí, e ingresar al programa de honores de Miami Dade College (MDC), ahora tiene la dicha de estudiar Ciencias de la Computación en el MIT, cumpliendo uno de sus grandes sueños.

«Desde Cuba me hacía mucha ilusión estudiar en la mejor universidad en ese campo, pero en aquel momento parecía inalcanzable», confesó.

Muguira Iturralde también llegó a Estados Unidos con 17 años, antes vivió en Arroyo Naranjo, La Habana, ahora tiene 22 y también tiene el privilegio de haber matriculado en el MIT.

Para Osvy Rodríguez, el camino fue un poco distinto, él incluso llegó a matricular la carrera de Telecomunicaciones en la Universidad Tecnológica José Antonio Echeverría (CUJAE), la cual abandonó al emigrar, poco antes de cumplir 21 años llegó a este gran país. Compartió clases con Romero en MDC, y luego ingresó al MIT.


Rodríguez reconoce que estudiar en esa prestigiosa universidad estadounidense era uno de sus grandes anhelos.

Muguira Iturralde explica que «en Estados Unidos la educación es bastante asequible, al contrario de lo que muchos piensan».

«Cualquier persona de cualquier estatus social puede aplicar a cualquier universidad y la admisión es basada solamente en tus resultados académicos», confiesa.

«Al inicio fue un cambio un poco brusco, ya que la cantidad de trabajos y tareas casi llegaron a triplicarse y uno necesita manejar su tiempo sabiamente en MIT si quiere sobrevivir. Es un desafío buscar el balance en el estudio para obtener buenos resultados y llevar también una vida social adecuada», detalla.

En cambio para Sabrina, lo más difícil para alcanzar su sueño de estudiar en la universidad norteamericana, fue emigrar sin su madre.

El precio anual de la carrera que matriculó Muguira en el MIT es de 65.000 dólares, sin embargo esta casa de Altos Estudios «tiene una política similar a muchas prestigiosas universidades que se comprometen a pagar el costo de la carrera de aquellas personas que demuestren tener una situación financiera que les haga imposible costearse sus estudios».

Rodríguez cuenta que en Estados Unidos «hay becas que consisten en que si eres un estudiante cuya familia no tiene ingresos elevados eres elegible para que la escuela, o compañías privadas, u organizaciones que apoyen grupos latinos, hispanos, cubanos o minorías, te sufraguen los gastos».

Contando egresados y profesores, el MIT cuenta actualmente con más de 80 premios Nobel, allí han estudiados personalidades como Benjamín Netantahu, primer ministro de Israel o Richard Stallman, fundador del movimiento del software libre, Kofi Annan, ex secretario general de la ONU, y Tim Berners-Lee, inventor de la World Wide Web, entre otros.