Imágenes compartidas en Facebook muestran como una vaca que fue atropellada por un tren que se dirigía a La Habana terminó siendo despedazada en la misma vía férrea por varios cubanos que salieron aprovecharse para llevarla como alimento


Lo sucedido parece todo algo preparado por la rapidez en que llegan las personas a picar la vaca, seguramente para el consumo propio o para venderla en el mercado negro.

Es conocido que los delitos por sacrificio de ganado y venta de carne de res pueden llevar a varios años de cárcel, pero el hambre y la necesidad llevan a este tipo de actos.

Las imágenes publicadas en redes sociales provocaron todo tipo de comentarios entre los cubanos.