El exiliado cubano Raúl Sánchez continúa en la batalla por tener un status legal en Estados Unidos, después de 49 años de vivir en este país.

Según informa Telemundo, Sánchez estuvo en las oficinas del Departamento de Inmigración y Ciudadanía para una entrevista y expresó sentirse confiado de quepronto será residente legal, a pesar de la incertidumbre que ha vivido todos estos años.

Con 13 años llegó aterritorio norteamericano y hoy, 50 años después aún sigue luchando por regulaizar su situación migratoria, informa Telemundo.

«Habٟía mantenido mi esencia de refugiado político, porque reclamo el derecho de los cubanos a regresar a su país, que es el mío también, pero que el régimen de Cuba no me lo da», comentó Sánchez, quien permaneció en el país bajo un parole y con permiso de trabajo.

Sánchez se convirtió en uno de los promotores más reconocidos de la democratización de Cuba, participó en decenas de huelgas de hambre y encabezó varias flotillas que se acercaron a las costas cubanas. Algunas de sus protestas terminaron en arresto, mientras el gobierno castrista lo calificaba como un terrorista, asegura Telemundo.


Hace 14 años solicitó la residencia y el año pasado se la negaron y en un momento también le quitaron el permiso de su trabajo.

El abogado Willy Allen, quien se ocupa del caso de Sánchez, asegura estar tranquilo a pesar del ambiente tan hostil que viven los inmigrantes.

«El mundo entero ha cambiado con el nuevo presidente, pero el caso de Ramón Saúl no me preocupa; al igual que el resto de los cubanos que están en Estados Unidos no me preocupa el cambio de presidente y mi cliente no va a ser deportado», puntualizó Allen.