El traslado de pasajeros entre la Isla de Juventud y el archipiélago sufre una situación crítica, por vía aérea, pero sobre todo por la marítima, según admitieron autoridades, reporta Diario de Cuba.

Alexander Pantoja, director de la Unidad Empresarial de Base (UEB) Viamar, en la Isla de la Juventud, informó que la transportación marítima de pasajeros hoy solo cuenta con una embarcación en funcionamiento.

En declaraciones que recoge la estatal Agencia Cubana de Noticias (ACN), Pantoja explicó que para no afectar aún más el traslado de pasajeros Nueva Gerona-Batabanó y viceversa se mantiene navegando la embarcación Río Júcaro, aunque por razones técnicas las tres horas de travesía se extienden a siete.

Según añadió Pantoja, la reparación del buque Río Las Casas, que se debe ejecutar en los astilleros DAMEX de Santiago de Cuba, «se ha dilatado por problemas de importación de las piezas de repuesto, aunque ello constituya prioridad para las autoridades».


Armando Nieves, director de la UEB Viajeros, comentó que los residentes en el municipio especial son los únicos en el país que emprenden dos recorridos hacia los lugares de destino, por lo cual la desfavorable situación que presenta el transporte marítimo de pasajeros trae inconvenientes a quienes continúan viaje hacia otros territorios del archipiélago.

Dijo que en esos casos se garantiza con las empresas de Ómnibus Nacionales y de Ferrocarriles de Cuba la continuidad del recorrido.

Según Rafael Fuentes, director del aeropuerto Rafael Cabrera, «tampoco es halagüeña la situación de la transportación aérea de pasajeros por la carencia de aeronaves». Al encontrarse en reparación la pista de la terminal es imposible volar de noche, lo cual limita también el número de salidas.