Foto: Pixabay

Un trabajador cubano se quejó en redes sociales del exagerado precio de los productos en Cuba que casi lo llevan a la ruina con una simple salida una tarde domingo con su familia.


«Fuimos a una Pizzería estatal, donde antiguamente la pizza napolitana costaba 12 pesos y el espaguetis igual. Para nuestra sorpresa, ahora aumentaron el precio a 50 pesos cada pizza y cada espagueti, y el vasito de jugo a 35 pesos. Saque la cuenta, somos una familia de 5 personas, consumimos una pizza, un espagueti y un jugo (35 pesos) cada uno. 500 pesos en pizzas y espaguetis, y 135 de jugos» dijo un cubano identificado como Real Alcántara.

Alcántara salió a pasear junto a sus 3 hijos y quedó sorprendido con los precios «Soy un padre de familia, tengo 3 hijos, de 9, 8, y el menor de 4 años. Ayer fue el cumpleaños de uno de ellos y me pidió comer pizza y espaguetis. Imagínate, que padre no desea satisfacer los anhelos de un hijo. Yo soy un simple trabajador con salario mínimo, aún con el aumento salarial, lo cual es una burla y falta de respeto, ya que no compensa los precios exorbitantes de todas las cosas»

«Al terminar, como estábamos cerca de Coppelia fuimos a tomar unos helados para cerrar el cumpleaños. Pedimos una ensalada y un jimagua para cada uno que subieron a 14 pesos y las ensaladas de 7.50 pesos a 35. Gastamos un total de 205 pesos en helados» dijo narrando su experiencia con los precios.

Para colmo de males, el padre tuvo que usar un ómnibus urbano para regresar a su casa, donde le informaron que «los niños pagan como los adultos y de 2 pesos subió a 10» el pasaje.


«Sumamos 635 + 205+ 20 = 860 pesos. Estamos a inicio de mes y estoy pensando si podré sacar la cuota de enero y pagar la corriente con los restantes 1240 pesos”, calculó. «Además, no podré salir con mi esposa el 26 de enero que es su cumpleaños”, dijo el joven padre.  

La dictadura cubana ha subido los precios de todos los servicios en la isla a precios que no pueden pagar los trabajadores a pesar del «aumento» de salario que no alcanza para cubrir las necesidades más basicas.