musica-para-torturar


Un secreto revelado por el diario mexicano Excelsior el día de hoy, citando un artículo de Alex Ross en «The New Yorker», que describe como les ponían música a los prisioneros de la CIA, a altos niveles y durante muchísimas veces al día, para torturarlos en cárceles como Abu Ghraib, Bagram, Mosul, y Guantánamo.

Según Ross, en su artículo original «When Music is violence» que traducido al español no es más que «Cuando la música es violencia», este no es nuevo, pues ha sido documentado con anterioridad en otros países se utilizaban canciones de manera repetitiva a fin de molestar a los prisioneros y que estos confesaran sus delitos.

Aunque Ross comenta que lo de los torturadores de la CIA es a otro nivel y según el periodista en la entrevista que le concedieron tuvo éxito rotundo.

En el artículo se cita la detención de la cual fue objeto Mohammed al-Qahtani, uno de los que ingresó a Estados Unidos en Agosto del 2001 con el objetivo de secuestrar un avión y pilotearlo el 11 de Septiembre del propio año.


al-Qahtani fue detenido y torturado con el objetivo de obtener información fundamental en el esclarecimiento de los hechos terroristas ocurridos en Nueva York y Virginia.

Entre los muchos métodos de tortura que usaron contra él estuvo «mantenerlo de pie durante varias horas, a veces hasta 24 horas al día, escuchando la canción «Genie in the Bottle» de Christina Aguilera, óiganla y vean el vídeo a continuación.

Tanto Qahtani como otros detenidos «odiaban de manera especial» las canciones de Christina Aguilera, y otras como «Kim» de Eminem y «let the bodies hit the floor» de Drowning Pool´s Bodies. Cuando estos «pedían algo de favor» algo no usual, lo que pedían a sus captores era bajar o apagar la música.

Pero el porque la odiaban en exceso, había dos razones primero su religión no le permite escuchar música y por otra parte el que la interprete una mujer, por eso «El Genio en la Botella» de la angelical Cristina Aguilera tuvo mejores resultados en las interrogaciones que otras canciones de géneros como el heavy-metal, y el rap.