La tormenta tropical Elsa azotó las costas sur de Haití y República Dominicana el sábado, derribando árboles y volcando techos mientras atravesaba el Caribe, cobrando la vida de al menos tres personas.

La tormenta se centró a unas 140 millas (225 kilómetros) al este de Kingston, Jamaica, y aceleraba hacia el oeste-noroeste a 23 mph (37 kph). Tenía vientos máximos sostenidos de 110 kph (70 mph) cuando la tormenta tropical, que había sido un huracán de categoría 1 el sábado temprano, se debilitó en su aproximación a Haití y Cuba, según el Centro Nacional de Huracanes en Miami.


Se pronosticaba que la tormenta golpearía a Cuba a continuación en un camino que la llevaría a Florida, y algunos modelos mostraban que giraría hacia el Golfo o la costa atlántica. Una alerta de tormenta tropical estaba en efecto para los Cayos de Florida desde Craig Key hacia el oeste hasta Dry Tortugas.

Se informó una muerte en Santa Lucía, según la Agencia Caribeña para el Manejo de Emergencias por Desastres. Mientras tanto, un niño de 15 años y una mujer de 75 años murieron el sábado en hechos separados en República Dominicana luego de que los muros se derrumbaran sobre ellos, según un comunicado del Centro de Operaciones de Emergencia.

Las muertes se producen un día después de que Elsa causara daños generalizados en varias islas del este del Caribe como huracán de categoría 1, el primero de la temporada atlántica.

Entre los más afectados estuvo Barbados, donde más de 1.100 personas informaron casas dañadas.


Decenas de árboles y líneas eléctricas yacían esparcidas por Barbados, donde varias escuelas y edificios gubernamentales resultaron dañados y cientos de residentes seguían sin electricidad el sábado, según las autoridades.