Probablemente ya lo sepas: Cuba desarrolló una vacuna contra el cáncer de pulmón llamada CIMAvax-EGF, creada por el Centro de Inmunología Molecular (CIM), donde se desarrolla, produce y comercializa este medicamento, que llevó casi 25 años de investigación… pero ¿Esta vacuna ya se está aplicando? ¿Puede el CIMAvax eliminar el tumor? ¿Qué expectativas de vida ofrece?  ¿Cómo se puede acceder a ella desde el exterior?


El CIMAvax es una vacuna que se administra por vía intramuscular en los brazos y glúteos, y fue creada para tratar el cáncer de pulmón en etapa avanzada, es decir, pacientes que ya se han considerado terminales sin alternativa terapéutica.

Básicamente este medicamento lo que hace es perjudicar el crecimiento de la célula tumoral, algo que el cáncer necesita para sobrevivir. La vacuna no se dirige a las células cancerosas directamente, sino que actúa en el sistema inmunológico del cuerpo para combatir el cáncer.

En Cuba se ha aplicado a más de 5000 pacientes, y sus resultados revelan que el CIMAvax tiene potencial pues además de frenar el crecimiento del carcinoma, tiene efectos secundarios muy reducidos, por su baja toxicidad y su favorable tolerancia.

¿Elimina esta vacuna cubana el cáncer de pulmón?

Esta es una de las preguntas más frecuentes en relación al CIMAvax, pero la realidad es que no elimina el cáncer, solo detiene el progreso de la célula maligna, y aumenta las posibilidades de supervivencia del paciente con una mejor calidad de vida.


El experto del CIM Kaleb León ha dicho que CIMAvax no es una vacuna preventiva, sino más bien terapéutica. El cáncer es una enfermedad altamente agresiva que deteriora muy rápido al paciente, aunque con esta vacuna se ha logrado prolongarle la vida hasta 5 años a personas que tenían una esperanza de pocos meses.

Los resultados percibidos demuestran también que los efectos adversos en relación a otros tratamientos contra el cáncer de pulmón son menores. Según ha explicado el doctor Kelvin Lee, director del departamento de Inmunología de Roswell Park en Estados Unidos, “los datos muestran que la vida se ha prolongado, especialmente en pacientes menores a los 60 años, con una supervivencia media de 18,53 meses en los vacunados en comparación con los 7,55 meses para los no vacunados”.

La vacuna cubana contra el cáncer de pulmón ya se aplica en Cuba, pues desde el año 2008 recibió el registro sanitario del Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos (Cecmed).

El Cimavax y las investigaciones en Estados Unidos

Desde el año 2016, científicos de Cuba y Estados Unidos trabajan juntos para seguir realizando ensayos clínicos que arrojen nuevos datos de la efectividad de este medicamento cubano.

“Además de demostrar la seguridad terapéutica, con los ensayos se podrá llegar a una mejor caracterización de la expresión de los antígenos tumorales y a la comparación genética entre los tumores primarios y los resistentes, para poder predecir incluso qué pacientes responderían mejor a la terapia”, aseguró en una oportunidad la doctora Tania Crombet, directora de Investigaciones Clínicas del Centro de Inmunología Molecular.

Uno de los casos prácticos de su aplicación fue en el Roswell Park Comprehensive Cancer Center de Estados Unidos. Luego de un estudio clínico, el centro comunicó que la vacuna CIMAvax-EGF es segura, bien tolerada y que valía la pena seguirla estudiando.

En la actualidad, Cuba exporta este medicamento a casi 30 países como Paraguay, Colombia, Argentina,  Kazajistán y Bosnia Herzegovina, con ganancias de 80 millones USD al año, según datos de 2018. Además los científicos cubanos ya lograron generar dos patentes de invención, una de ellas vigente en 80 países hasta el 2028.