Un tiroteo se produjo esta mañana en el campus de la Universidad Central de Michigan, que dejó un saldo de al menos dos personas fallecidas, las autoridades de la institución llaman a alumnos y profesores a “buscar refugio” mientras la policía asegura la zona.


Llega otro acontecimiento de este tipo, a dos semanas de la masacre de Florida en una escuela secundaria, que conmocionó a la nación, y colocó el tema del control de armas en la agenda de debate.

La Universidad Central de Michigan en una alerta en su web y en Twitter publicó: “Hubo un informe de disparos en Campbell Hall en el campus. El sospechoso sigue prófugo, la policía aconseja a todos que se refugien”.

Después se confirmaron dos muertes, y que los fallecidos no son estudiantes, se supone que la situación comenzó a partir de un problema de índole doméstica.

El sospechoso es James Eric Davis, un hombre de piel negra de 19 años, y es considerado “armado y peligroso”.


El atacante está prófugo, dijeron que lleva jeans amarillos, y una sudadera azul, “si lo ves llama de inmediato al 911, y no te acerques”, solicitaron las autoridades.

(Con información de Infobae)