Estados Unidos tiene la intención de seguir negociando con el régimen de Pyongyang, después de que en los últimos meses Corea del Norte ha hecho alarde de su poderío militar con una serie de polémicos ensayos con armas nucleares.


Rex Tillerson, secretario de Estado de Estados Unidos dijo a CNN este domingo que, “los esfuerzos diplomáticos continuarán hasta que caiga la primera bomba”.

Declaración que llega luego de que el régimen norcoreano amenazara el viernes con lanzar misiles cerca de la isla estadounidense de Guam, en respuesta al despliegue militar de Washington y Seúl en la península coreana.

La crisis y tensión entre Estados Unidos y el régimen de Kim Jong-un se ha agudizado a causa de los ensayos nucleares que ha puesto en práctica Corea del Norte en los últimos meses, tratando de intimidar a Estados Unidos y sus principales aliados en la zona, Corea del Sur y Japón.

Sobre la suspensión del acuerdo nuclear con Irán, el secretario de Estado comentó estar de acuerdo con el secretario de Defensa, James Mattis, quien en diversas ocasiones ha dicho creer que lo mejor para los intereses de Estados Unidos es proseguir con el tratado que fue signado en 2015 y del que también forman parte Rusia, China, Alemania, Reino Unido y Francia.


También recordó, que en cualquier caso la intención del presidente estadounidense no es romper con el pacto, sino forzar una negociación internacional o que una ley del Congreso contribuya a limar aquellos puntos que su Gobierno considera equivocados.

“Queremos coger el acuerdo tal y como existe hoy en día, y después señalar todos esos fallos”, puntualizó Tillerson.

Puesto que Irán ya ha violado partes del acuerdo, por lo que el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, el teniente general H.R. McMaster acusó este domingo al régimen iraní de haber “cruzado la línea roja” en varias ocasiones.

Washington sostiene que Teherán está llevando a cabo actividades que van en contra del espíritu del acuerdo y que podrían estar favoreciendo el desarrollo de armamentos nucleares.

(Con información de El Nuevo Herald)