Ubicada en la Calle Obispo, la tienda Agua y Jabón implementa un nuevo sistema antirobo: hace que sus clientes pongan sus pertenencias dentro de un bolso de seguridad que solo puede ser abierto por una empleada, según señala Diario de Cuba.

Antes de entrar a la tienda, los clientes tienen que hacer una cola en la acera para poder obtener la bolsa de seguridad que solo se les entregará a medida que los demás clientes vayan saliendo de las instalaciones.

«Al principio me parecía curioso. Pero de momento me fijé en la escena de todos los clientes mirando los precios y cargando esas bolsas con seguro. Nos están diciendo ladrones a todos los cubanos. Es humillante», dijo Luis, un cliente.

Agua y Jabón se especializa en la venta de productos de limpieza y ha puesto en práctica este método para evitar el robo.


«Es verdad que la gente entra a robar en las tiendas. Pero fueron ellos (el Gobierno) los que nos volvieron así de miserables», señaló una mujer que visitaba el lugar.

Las bolsas de seguridad son de la marca suiza Pataco y fueron compradas por GAESA, dueño de TRD. Por el momento nadie se ha quejado de esta práctica que lleva empleándose desde hace varios meses.

«Es normal que hagan algo así si no tienen espacio para guardabolsos, es una tienda chiquita. Además, con lo surtidos que están, la gente les acaba con esto», expresó otra clienta.