Una mansión de estilo mediterráneo moderno en la exclusiva zona de Gables Estates, al sureste de Miami, fue vendida el año pasado en 16.5 millones de dólares a una empresa de fachada, lo que llevó a algunos agentes inmobiliarios del sur de la Florida a preguntarse quién sería el propietario.

Basándose en documentos y declaraciones, Univision Investiga logró establecer que el verdadero dueño es el empresario venezolano Samark López a quien el gobierno de Estados Unidos identificó como el “testaferro principal» del vicepresidente de Venezuela Tareck El Aissami en operaciones de narcotráfico y lavado de dinero.

Los 16.5 millones de dólares fueron pagados en efectivo, según registros de la propiedad. Aparentemente López trató de que su identidad pasara inadvertida en la transacción, pero descuidó algunos detalles que lo asocian con la propiedad ubicada en el 325 de Leucadendra Drive.

La mansión de nueve habitaciones y nueve baños no figura en la lista de bienes incautados al funcionario por la OFAC. Una fuente cercana a la operación explicó a Univision que López se sometió a un estudio del origen de sus fondos antes de comprar la propiedad.


Las fuentes indicaron que en la mansión vivieron hasta hace pocos días la esposa de López, Loisinette Leiva, y los tres hijos de la pareja.

(Con información de Univisión y el Nuevo Herald)