Empleo en Estados Unidos. Foto: Shutterstock/MIND AND I

Luego de casi una década en marzo pasado, terminó repentinamente una racha récord de crecimiento del empleo en EEUU, la tasa de desempleo aumentó a 4.4% desde un mínimo de 50 años de 3.5%, informa Local 10 News.


Según del gobierno, la pérdida mensual de empleos reportada el viernes, ha sido la peor desde la crisis de 2009, y lo que hasta ahora indican las estadísticas sigue siendo una muestra de lo que está por venir.

Las pérdidas reales del mes pasado probablemente fueron aún mayores, ya que el gobierno encuestó a los empleadores antes de que ocurrieran los despidos más fuertes en las últimas dos semanas.

Casi 10 millones de estadounidenses solicitaron beneficios de desempleo en las últimas dos semanas de marzo, superando con creces la cifra de cualquier período correspondiente registrado.

Los cierres por la propagación del Covid-19, han obligado a despidos generalizados en toda la economía, desde hoteles, restaurantes y cines hasta fábricas de automóviles, grandes almacenes y oficinas administrativas.


El aumento casi completo de la tasa de desempleo de febrero a marzo fue el mayor aumento mensual desde 1975.

Más del 90% de la población estadounidense ahora vive en cuarentena, esto ha obligado al cierre de restaurantes, bares, cines, gimnasios, fábricas; algunos hoteles han cerrado, otros están prácticamente vacíos, las cadenas de comida rápida están cerradas o solo brindan servicio de transporte, lo que cuesta miles de empleos.

Los economistas de Goldman Sachs han pronosticado que la economía se reducirá a una tasa anual del 34% en el trimestre de abril a junio, la peor caída en los registros que datan de la Segunda Guerra Mundial.

Goldman espera que la economía se recupere con un crecimiento del 19% en el tercer trimestre; pero incluso para fines del próximo año, la economía no se habrá recuperado completamente del daño, proyecta Goldman.