La reparación de teléfonos celulares es uno de los negocios por cuenta propia que ejercen los jóvenes cubanos para ganarse la vida.

Sin embargo, los emprendedores de este ramo enfrentan varias dificultades para su negocio, entre ellas encontrar las piezas necesarias para dichas reparaciones.