Wall Street Nueva York. Foto: Pixabay

Empleadores estadounidenses agregaron 136.000 nuevos puestos de trabajo en septiembre, una señal de que la contratación en el país sigue siendo fuerte, en medio de señales de que la economía se está desacelerando, informa CNN.


La tasa de desempleo cayó al 3.5% el mes pasado, la tasa más baja desde diciembre de 1969.

Pese a que el ritmo de contratación se ha desacelerado considerablemente desde 2018, este informe más reciente del Departamento de Trabajo mostró algunas señales alentadoras: los informes de empleo de julio y agosto fueron revisados ​​al alza por decenas de miles de empleos. El desempleo hispano cayó a 3.9%, estableciendo un mínimo histórico, mientras que el desempleo negro se mantuvo en un mínimo histórico de 5.5%.

El Departamento de Trabajo ha seguido el desempleo de las minorías desde principios de los años 70.

La tasa de subempleo de la nación, que considera a las personas que están desempleadas, así como a las que trabajan a tiempo parcial pero preferiría trabajar a tiempo completo, cayó al 6.9%. Esa es la lectura más baja para esa medida desde diciembre de 2000.


De igual modo disminuyó a más de 100,000 en septiembre, la cantidad de trabajadores desanimados. Un grupo que incluye a personas que no están en la fuerza laboral porque han dejado de buscar trabajo.