Imagen de Laura Evans

Un experimentado surfista de Florida tuvo un cercano encuentro con tiburones en un reciente viaje a la playa cerca de Sebastian Inlet el pasado fin de semana.

Eli McDonald relató a medios locales su experiencia cuando notó que el agua estaba llena de aletas y no eran delfines. Eran tiburones y estaban demasiado cerca para su comodidad.


“Fue hermoso”, dijo McDonald. “El agua estuvo genial. Había peces de carnada saltando por ahí «.

Después de un par de horas en el agua, fue entonces cuando ocurrió el encuentro.

McDonalds iba acompañado de su prometida Laura Evans quien enseguida identificó a los tiburones pero no le avisó a gritos para no empeorar la situación.

“Lo siguiente que supe fue que me quedé atascado en medio de una bola de cebo de salmonete y estaban saltando por todas partes. Uno me golpeó en la cabeza y vi un gran sábalo pasar debajo de mi tabla».


McDonald desconocía que habían tiburones acechando la carnada.

Su prometida, que si los vio, decidió no avisarle y aprovechar el momento para tomarle fotos. “Lo único que podía hacer era tomar fotos y pedirle a Dios que no permitiera que lo mordieran”, dijo Evans.

«Estaba aterrado. Quería ir a gritar y correr de un lado a otro de la playa, pero, ya sabes, sabía que él sabría qué hacer en esa situación, y también sabía que querría que capturara todo lo que pudiera «.

Mcdonald logró escapar del aterrador encuentro sin un rasguño. La pareja ahora tiene una emocionante historia que contar y fotografías que confirman el cercano encuentro.

A pesar del susto, McDonald no dudó en regresar al mar al día siguiente.

«Siempre sabemos que están ahí, ¿verdad?» dijo McDonald. «Creo que es parte de tu pasión de estar en el océano y surfear, ser consciente de tu entorno».