Una mujer de Texas se declaró culpable el martes de ocultar un robo a un banco de millones de dólares cometido de manera muy lenta, informó Telemundo.

De acuerdo con la Fiscalía, durante 10 años la mujer sustrajo 1.25 millones de dólares del First National Bank, desapareciendo de las bóvedas del banco un promedio de 10.000 dólares al mes.

Jill Marie Myers, de McAllen, Texas, admitió que falsificó los registros bancarios en la sucursal donde trabajaba como supervisora de cajeros para ocultar el robo.

El Departamento de Justicia dijo que sus deberes incluían la verificación de la cantidad de dinero que ingresa y anotarlo en el libro de registro del banco al final del día.

Myers enfrenta hasta 30 años de prisión y una multa de 1 millón de dólares, la cual ya ha aceptado pagar.