Solo durante el fin de semana impusieron 2.166 multas en La Habana/Imagen de archivo

Solo durante el fin de semana que pasó las autoridades impusieron 2.166 multas, por supuestas violaciones, recogió el diario estatal Tribuna de La Habana.

El coordinador de programas de Fiscalización y Control, Orestes Llanes Mestre, dio a conocer que «entre las principales violaciones se encuentran juegos en la vía y parques (163), baños en la playa (71, 47 en el este y 31, en el oeste), licencias retiradas (9, y se acumulan 375), así como alteraciones de precios, peso y calidad en entidades del sector estatal y no estatal».


En las últimas dos semanas la capital cubana ha acumulado más de 9.500 casos de coronavirus, con una tasa de incidencia de 441.4 por cada 100 mil habitantes.

Mientras sigue subiendo el número de pacientes en edades pediátricas, aún cuando en La Habana, y en otras provincias las clases presenciales están suspendidas.

Este martes Cuba anunció un grupo de medidas nuevas para controlar a los viajeros internacionales, en medio del complejo panorama.

Según el doctor Francisco Durán, director nacional de Epidemiología, del Ministerio de Salud Pública (MINSAP), «teniendo en cuenta el riesgo epidemiológico que representan los casos reportados de viajeros cubanos, y dada la aparición de personas en la comunidad posterior al aislamiento y vigilancia establecidos en los protocolos, la aparición en el territorio de las nuevas cepas, unido a la necesidad de reducir los costos asociados al enfrentamiento de la epidemia», se decidieron adoptar un grupo de regulaciones a partir del próximo 5 de junio.


Una de las medidas, es que los cubanos que entren a la Isa por los polos turísticos tendrán que aislarse en la provincia de arribo, por un término de 7 días, y deberán hacerlo en instalaciones turísticas, y pagar los servicios en dólares, aunque residan en el país caribeño.

Por su parte, los nacionales que lleguen a Cuba por los aeropuertos de La Habana y Santiago, tendrán que costearse los gastos de transportación desde el aeropuerto a los centros de aislamiento, y de ahí a sus provincias y/o municipios de destino, incluido el sobrecargo de equipaje, el cobro de estos servicios se mantendrá en moneda nacional.

Aunque también quienes arriben por La Habana o Santiago de Cuba, podrán pagar hospedaje en un hotel si no desean cumplir con la cuarentena en un centro de aislamiento, pagando por supuesto en moneda libremente convertible (MLC).