Uno de los primeros cruceros en atravesar las aguas del Caribe desde que comenzó la pandemia tuvo que terminar su viaje temprano después de que al menos cinco pasajeros dieran positivo por COVID-19, dijeron las autoridades el jueves.


Se trata del SeaDream I, en donde el miércoles un pasajero se enfermó obligando al crucero a regresar a Barbados luego de haber salido de ahí el sábado.

La embarcación navegaba con 66 tripulantes y 50 pasajeros, de los cuales hasta hoy viernes hay 7 enfermos, según ha podido confirmar CNN.

El incidente marcó la primera vez que SeaDream reanudaba sus viajes en el Caribe luego de la pandemia y el barco originalmente estaba programado para regresar a Barbados el sábado, según un itinerario en línea. El barco había hecho varias escalas en San Vicente y las Granadinas antes de regresar.

SeaDream Yacht Club, con sede en Noruega, la empresa matriz del barco, no dijo cuántos pasajeros dieron positivo en la ronda inicial de pruebas.


Una tripulante dijo a The Associated Press que los pasajeros debían tener una prueba de PCR negativa para ingresar a Barbados y se sometieron a otra prueba en el muelle administrada por el médico del barco.

«Todos nos sentimos muy seguros», dijo, y agregó que el barco había estado implementando estrictos protocolos de higiene. «Sin embargo, de alguna manera, parece que COVID ha logrado entrar».

SeaDream dijo que el personal médico del barco ha examinado a todos los miembros de la tripulación y que todos dieron negativo. La compañía también dijo que actualmente está volviendo a hacer pruebas a todos los huéspedes, y señaló que todos están en cuarentena junto con miembros de la tripulación no esenciales.

«Estamos trabajando en estrecha colaboración con las autoridades gubernamentales y de salud locales para resolver esta situación de la mejor manera posible», dijo SeaDream. «Nuestra principal prioridad es la salud y la seguridad de nuestra tripulación, los huéspedes y las comunidades que visitamos».